Los problemas de movilidad son reto terapéutico en pacientes con esclerosis múltiple

Los problemas de movilidad son reto terapéutico en pacientes con esclerosis múltiple

Los expertos recuerdan que comenzar el tratamiento de la EM con la opción terapéutica más eficaz es vital para frenar el curso de la enfermedad. Uno de los aspectos más limitantes de la esclerosis múltiple, enfermedad altamente debilitante y que afecta por lo general a pacientes jóvenes, es el que se refiere a la movilidad. Tal como explica el Dr. Xavier Montalbán, responsable de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Vall d’Hebrón, de Barcelona y director del CEM-Cat, “más del 65% de las personas afectadas de EM manifiesta un deterioro en la capacidad de caminar, lo que impacta negativamente en su actividad diaria, en su vida laboral y en sus relaciones sociales y familiares, hasta el punto de que muchos pacientes consideran esta capacidad su función más importante”. “Así”, añade el Dr. Montalbán, “actos tan sencillos como caminar hasta la parada del autobús, recorrer los pasillos de un supermercado o jugar con los hijos, se convierten en verdaderos retos, a veces imposibles de alcanzar.”

Con el objetivo de abordar este problema, Biogen Idec ha desarrollado fampridina, el primer y único tratamiento indicado para mejorar la capacidad de deambulación en adultos con EM, y cuyas propiedades han ocupado un capítulo en la LXIV Reunión Anual en la Sociedad Española de Neurología (SEN), que se celebra estos días en Barcelona.

En palabras del Dr. Montalbán, “fampridina ha supuesto un gran paso frente a los problemas de la marcha. De hecho, los pacientes, independientemente del tipo de EM que padezcan, responden con una mejora en la calidad de la marcha. Así, podrían recuperar funcionalidades perdidas, como independencia y autoconfianza”.

Fampridina está aprobada en la Unión Europea y se espera que muy pronto esté a disposición de los pacientes en España.

Un nuevo tratamiento oral: dimetilfumarato

El abordaje de la EM está en continúo desarrollo y el arsenal terapéutico para el tratamiento de la misma está en permanente actualización. Éste es el caso de BG-12 (dimetilfumarato), un nuevo fármaco oral desarrollado por Biogen Idec para la esclerosis múltiple remitente-recurrente (EMRR), que ha demostrado una eficacia significativa y de relevancia clínica, buena tolerabilidad y perfil de seguridad, además de la evidente comodidad que aporta a los pacientes la forma de administración oral.

Para el Dr. Óscar Fernández, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Carlos Haya, de Málaga y director del Instituto de Neurociencias Clínicas de este hospital, “BG-12 presenta un mecanismo de acción muy novedoso, con el que se confiere una mayor eficacia y un perfil de tolerabilidad superior a otros fármacos disponibles”.

“La aparición de este tipo de fármacos supone una gran ventaja para el clínico y para el paciente, haciendo que el tratamiento sea más fácil para ambos. Gracias a ellos, muchas de las necesidades de ambos colectivos quedarán cubiertas”, explica el Dr. Fernández.
Actualmente, BG-12 se encuentra en fase de revisión por parte de las autoridades reguladoras de Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Canadá y Suiza.

La experiencia con natalizumab

Según el Dr. Rafael Arroyo, coordinador de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, “a día de hoy, Tysabri (natalizumab) es la opción terapéutica con los mejores datos de eficacia en pacientes con EMRR, además de tener muy buen perfil de tolerabilidad. La amplia experiencia con el producto en más de 100.000 pacientes en todo el mundo nos permite afirmar que la efectividad de Tysabri en la práctica clínica habitual es superior, incluso, a la demostrada en los ensayos clínicos. Así, son los propios enfermos los que nos refieren, uno a uno, en la propia consulta, su gran efectividad”.

“La llegada de este fármaco supuso la introducción del concepto ‘paciente libre de actividad de la enfermedad’, demostrando un porcentaje superior al 60% en nuestra práctica clínica diaria i”, explica el Dr. Arroyo.

Asimismo, Tysabri reduce de manera eficaz y constante la tasa anual de brotes, alcanzando una reducción cercana al 90%, independientemente del inmunomodulador previoii. “Por último, y de gran relevancia, es su efecto en la discapacidad de la enfermedad, al ser capaz de mantenerla, y a veces, mejorarla, en la gran mayoría de los pacientes”, apunto este experto.

Por último, el Dr. Rafael Arroyo recuerda que “comenzar el tratamiento de la EM con la opción terapéutica más eficaz es vital para frenar el curso de la enfermedad”.

“De hecho”, explica este especialista, “se ha demostrado que mantener a los pacientes en una EDSS (siglas en inglés de la Escala Ampliada del Estado de Discapacidad) inferior a 3 es importante para las funciones vitales, calidad de vida y empleo del paciente. Al respecto, podemos afirmar que natalizumab puede dar lugar a una remisión de la EMRR en pacientes con una actividad de la enfermedad menos agresiva, triplicándose la probabilidad en pacientes con una EDSS menor de 3”.

Fuente: www.jano.es

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

BACK

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Ver aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies