Después de un intenso mes de trabajo y mucho esfuerzo, Lucía ha adquirido mayor fuerza en miembros inferiores. Esto le permite tener más estabilidad en bipedestación. Asimismo mejora a la hora de hacer las transferencias y mantenerse en sedestación.

Todo ello ha sido posible, además del intensivo trabajo, gracias a la implicación tanto de Lucía como de su familia.

Maravillosa su capacidad de superación y alegría constante.

 

Share This