El trasplante de células madre puede ser una nueva esperanza para la esclerosis múltiple

El trasplante de células madre puede suponer una nueva esperanza en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple

El trasplante de células madre puede suponer una nueva esperanza en el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM) para frenar el avance de la enfermedad y mejorar los síntomas, según los resultados de un reciente ensayo a nivel mundial.

El estudio involucró a más de 100 pacientes de hospitales de Chicago, Sheffield, Uppsala (Suecia) y San Pablo (Brasil) y los resultados provisionales se presentaron en la reunión anual de la Sociedad Europea de Trasplante de Hueso y Médula en Lisboa.

Los participantes de la investigación tenían EM remitente recidivante, donde los ataques o recaídas son seguidos por períodos de remisión,  y un grupo recibió un trasplante de células madre hematopoyéticas (TCMH), en tanto que el grupo de control tuvo un tratamiento farmacológico.

La terapia consistió en trasplantar células madre sanguíneas obtenidas del propio paciente, tras haber recibido un tratamiento con quimioterapia, con el objetivo de que las nuevas células madre reconstruyan la médula ósea y el sistema inmune.

Después de un año, sólo ocurrió una recaída entre el grupo de células madre en comparación con 39 en el grupo que recibió las drogas. En tanto, luego de un seguimiento promedio de tres años, los trasplantes habían fallado en tres de 52 pacientes (6%), en comparación con 30 de 50 (60%) en el grupo control.

Además, los del grupo de trasplante experimentaron una reducción en la discapacidad, mientras que los síntomas empeoraron en el grupo del tratamiento farmacológico.

“Los datos son increíblemente favorables al trasplante frente a las mejores drogas disponibles: la comunidad neurológica ha sido escéptica acerca de este tratamiento, pero estos resultados cambiarán este escenario”, dijo a la BBC el profesor Richard Burt, investigador principal de la Northwestern University de Chicago.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune que afecta el cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central). Es causada por el daño a la vaina de mielina, que es la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando está cubierta de los nervios se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen.

La EM afecta más a las mujeres que a los hombres y se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad. Esta enfermedad tiene síntomas comunes entre los que se encuentran la disfunción motriz, debilidad en extremidades, alteraciones visuales, deterioro cognitivo, perdida de coordinación de movimientos, fatiga constante, entre otros. Sin embargo cada paciente es distinto, por lo que la velocidad y gravedad de la enfermedad varía según cada persona.

La Esclerosis Múltiple afecta a aproximadamente 400,000 personas en Estados Unidos y 2,1 millones de personas en todo el mundo, según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple.

Células madre

Una célula madre es una célula genérica que puede hacer copias exactas de sí misma indefinidamente y funcionan como un sistema reparador del cuerpo.

Existen muchas enfermedades y lesiones en las cuales las células o el tejido de la persona se destruyen y deben ser reemplazados por un trasplante de tejido o de órganos. Las células madre pueden generar un nuevo tejido en estos casos.

Existen tres fuentes potenciales de células madre para uso en trasplantes: la médula ósea, el torrente sanguíneo (sangre circulante o periférica) y la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos.

Fuente: https://www.msn.com/es-us/noticias/otras/c%C3%A9lulas-madre-nueva-esperanza-para-pacientes-con-esclerosis-m%C3%BAltiple/ar-BBKqqak?srcref=rss&ocid=REFMSNLATINO

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BACK