FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA

 

La fisioterapia pediátrica es la disciplina de la fisioterapia que engloba todas aquellas estrategias terapéuticas encaminadas a obtener el mayor nivel funcional posible en niños entre los 0 y los 18 años, con deficiencias motoras, tanto congénitas como adquiridas.

El papel del fisioterapeuta en neurología pediátrica engloba las siguientes competencias:

  • Neonatología (0-28 días)
  • Atención Temprana (0-6 años)
  • Educación Especial (3-18 años)
  • Fisioterapia en patología ortopédica infantil (0-18 años)*
  • Fisioterapia respiratoria infantil (0-2 años)
  • Incluye el tratamiento de escoliosis infanto-juvenil.

Cada niño es diferente, por lo que para cada uno de ellos se establece un protocolo de tratamiento específico y concreto dependiendo de las alteraciones que presente, por lo que a la hora de llevar a cabo el tratamiento será necesario combinar distintas técnicas para que éste sea optimo. Dado que no hay dos pacientes iguales no puede haber dos tratamientos iguales.

fisioterapia en pediatría fisioterapia en pediatría

 

 

 

 

1.- Objetivo principal:

 

Mantener y/o mejorar la capacidad funcional del niño y mejorar su calidad de vida en la medida de lo posible.

 

2.- Objetivos secundarios:

 

Los objetivos dependerán, en cada caso, del diagnóstico clínico del niño y de sus características individuales, entre otros factores.

  • Lograr los ítems y funciones motoras correspondientes a la edad del niño.
  • Conseguir mecanismos posturales normales.
  • Estimular toda experiencia sensitiva/perceptual y mantener la experiencia del movimiento normal.
  • Evitar movimientos anormales y estereotipias.
  • Mantener amplitud completa de todas las articulaciones y tejidos blandos.
  • Evitar la atrofia muscular.
  • Normalizar el tono.
  • Facilitar la autonomía, la vida confortable y la adaptación a las distintas ayudas técnicas que pueda necesitar el niño.
  • Mejorar la función respiratoria.
  • Cooperar en lo posible con los objetivos del resto de servicios del Centro.

 

 Metodología e intervención:

 

  • Evaluación: Valorar la situación global del niño, a través de un examen motor complementado con las escalas específicas de pediatría que se consideren convenientes en cada caso.
  • Análisis de datos: Examinar la evaluación previa para poder establecer los objetivos del tratamiento, según el criterio del fisioterapeuta y las prioridades y necesidades del niño.
  • Planificación de la intervención: Establecer un tratamiento de fisioterapia específico y adecuado, adaptándolo en función del estado anímico del niño y, trabajando en coordinación y colaboración con el resto de equipo de profesionales.
  • Intervención: Ejecutar el tratamiento de fisioterapia, a través de las técnicas y métodos específicos requeridos e indicados en cada caso.
  • Seguimiento: Evaluar de forma continuada la evolución del niño, revisando los objetivos y el tratamiento establecido al comienzo del mismo, con el fin de realizar las modificaciones oportunas según se considere necesario.

 

Tratamiento:

En el centro se realiza un tratamiento individualizado, en el que un fisioterapeuta trabaja exclusivamente con cada niño, para poder ofrecer mayor calidad y rendimiento en la sesión de rehabilitación.

Se trabaja según los objetivos planteados tras la valoración, basándonos en conseguir dichos objetivos a través de actividades lúdicas y orientadas al juego. Es importante tener siempre en cuenta que el juego es un medio importante para motivar al niño a trabajar en las sesiones.fisioterapi_pediatrica

Las diferentes técnicas y métodos utilizados en nuestro centro para realizar las sesiones de fisioterapia pediátrica son:

  • Psicomotricidad: Según Berruazo (1995) la psicomotricidad es un enfoque de la intervención terapéutica cuyo objetivo es el desarrollo de las posibilidades motrices, expresivas y creativas a partir del cuerpo, lo que le lleva a centrar su actividad e interés en el movimiento y el acto, incluyendo todo lo que se deriva de ello: disfunciones, patologías, estimulación, aprendizaje, etc
  • Terapia Vojta: Es un principio activador del Sistema Nervioso Central que consiste en evocar los patrones de postura y movimiento normales activados a través de los dos patrones de la Locomoción Refleja: reptación refleja (decúbito prono) y volteo reflejo (decúbito supino y lateral). El tratamiento se centra en colocar al niño en diferentes posturas, estimulando puntos específicos y oponiendo resistencia al movimiento que se desencadena. Esta resistencia facilita la aparición de funciones innatas que se desarrollan a lo largo del primer año de vida como son el gateo, el volteo y la marcha.
  • Concepto Bobath: El concepto Bobath valora los problemas de movimiento del individuo y a través del tratamiento permitimos hacerlo más eficiente, a la vez que mejoramos las habilidades funcionales.
    El objetivo es la optimización de todas las funciones, a través de la mejora del control postural y de los movimientos selectivos, mediante la facilitación del movimiento normal.
  • Método Le Metayer: Es un método terapéutico de reeducación cerebromotriz cuyo objetivo principal es conseguir modificar la organización motriz patológica y proporcionar al niño patrones de postura y movimiento más normalizados.

 

Fecha última actualización: 28 de septiembre de 2018

Share This