Debido al elevado riesgo de atragantamientos o de aspiración a las vías respiratorias, las personas con disfagia o con dificultades para tragar líquidos no pueden ingerir agua u otros líquidos de forma natural, por lo que es necesario modificar la viscosidad de los líquidos mediante el uso de módulos de espesante o utilizar bebidas con texturas específicas.

Share This