Síntomas que dificultan la ingesta de alimentos en pacientes con afecciones neurológicas

Hay cierta población que presenta mayor probabilidad de presentar dificultad para la ingesta de alimentos como son pacientes con afectaciones neurológicas, cuya sintomatología puede causar disfagia con un tanto por ciento bastante alto.

Estas dificultades pueden llegar a provocar serias complicaciones en la salud del paciente como serían neumonías por aspiración.

Existen signos o síntomas que nos deben  alertar y que pueden estar indicándonos que hay o se puede producir una alteración en la ingesta de alimentos, si usted presenta algunos de éstos síntomas

-Presentar dificultad para controlar las secreciones orales y/o salivación; si no  controla la saliva, presentando un escape continuo de babeo, esto puede ser debido a falta de sensibilidad intra oral, o a un reflejo deglutorio escaso o tardío. En ocasiones, debido a la hipotonía de la musculatura facial, se produce un escape por las comisuras labiales.

deglucion
-Ausencia o debilidad en la tos voluntaria:
cuando intenta toser no es capaz de hacerlo de manera efectiva, por lo que no  logra expulsar la mucosidad o restos de alimentos.

-Cambios en la calidad de voz ronquera/afonías: en ocasiones el alimento/liquido se queda en las cuerdas vocales provocando una voz distinta.
-Movimientos reducidos de la boca/lengua: la debilidad en la musculatura buco-facial provoca dificultad para mezclar y propulsar el bolo.

-Carraspera frecuente: necesidad continua de toser por sensación de tener algo en la garganta que le molesta, como serían los residuos de alimentos.

-Higiene oral pobre: aparecen resto de comida en la cavidad bucal, una vez ingerido el alimento, provocando así restos de alimentos en la boca.

-Temperatura elevada: mostrar picos de temperatura como consecuencia de signos de infección, debido a las  aspiraciones neumonía.

-Cambios en los patrones de alimentación: el paciente evita comer ciertos alimentos o deja de comer las mismas cantidades que antes, debido a la dificultad que presenta para tragarlos, hay pérdida de apetito o lo simula, con lo cual la dieta se ve descompensada y como consecuencia hay una pérdida de peso y/o deshidratación.

-Infecciones respiratorias  de tracto bajo frecuente, relacionadas con aspiraciones.

Durante el acto deglutorio debemos alertarnos si se produce:

-Lentitud para iniciar la deglución y/ o retraso en la deglución.

-Muchas degluciones para un solo trago. Si el trago se produce en varias veces.

-Colocar la comida en los carrillos.

-Regurgitación oral o nasal, durante la ingesta presenta salida de alimento por la boca o la nariz.

-Demasiado tiempo empleado para comer.

-Tos o estornudos durante  o después de la deglución.

Si presenta algunos de estos síntomas  en conveniente que acuda a un médico para que valore la sintomatología y este los derive al logopeda para que realice una valoración exhaustiva y establezca un plan de tratamiento específico a las necesidades del paciente. Estas dificultades pueden mejorar realizando tratamiento logopédico, donde se proporcionan pautas, maniobras y ejercicios para conseguir realizar una alimentación segura, evitando el riesgo de aspiraciones.

Departamento de Logopedia

Share This