Continuamos estrenando material nuevo en el Departamento de Logopedia, siempre con el fin de mejorar los tratamientos, hacerlos más motivantes y atractivos, y conseguir alcanzar objetivos de forma más exitosa. En este caso nuestra nueva adquisición ha sido una mesa de luz complementada con números y letras sensoriales.

Lo primero que vamos a explicar es: ¿Qué es una mesa de luz?.

La llamada mesa de luz o pantalla luminosa es una superficie blanca y con varios niveles de luz que puede tener varias formas, aunque en nuestro caso es rectangular. Con la iluminación que desprende, pretende captar la atención de los niños o adultos con problemas de atención, al instante, suponiendo así una gran fuente de estimulación, motivación y de captación de la atención. Cuando se utiliza este recurso con los más pequeños, siempre habrá un adulto acompañando, el cual actuará como facilitador, guía u orientador de la actividad propuesta.

A continuación, enumeraremos algunas de las ventajas de la mesa de luz.

  • Inicia un rápido interés y aumenta la motivación del paciente respecto al aprendizaje, desarrollando su curiosidad ante los estímulos presentados.
  • Facilita la focalización, la atención y la concentración debido a los colores que brillan tenuemente, pudiendo modificar la intensidad según el momento o la situación.
  • Estimula la creatividad, la imaginación, la psicomotricidad, el juego libre y el juego simbólico, entre otros aspectos.
  • Permite trabajar aspectos de desarrollo personal, emocionales y académicos según el material que usemos y el uso que le demos.
  • Facilita la adaptación de actividades al nivel de cada paciente, necesidades, capacidades, gustos y preferencias.
  • El niño aprende jugando, inconscientemente muchas veces, de ahí la gran motivación que suscita en ellos.
  • Favorece el aprendizaje en un entorno divertido y entretenido, permitiendo trabajar aspectos que a veces resultan complicados y aburridos con otras metodologías más tradicionales.

¿Qué podemos trabajar con la mesa de luz?

A través de esta herramienta podemos trabajar innumerables aspectos tales como:

  • Habilidades creativas.
  • Estimulación del lenguaje, tanto oral como escrito.
  • Capacidad atencional.
  • Psicomotricidad fina.
  • Adquisición y generalización de fonemas, grafemas y números.
  • Procesos de lectoescritura.
  • Estimulación cognitiva.

 

Todos los aspectos mencionados anteriormente los trabajamos con la mesa de luz complementada con letras y números sensoriales, los cuales están hechos de silicona trasparente y de colores, lo cual nos permite una fácil manipulación, evitando que se estropee el material, nos proporciona una textura agradable al tacto y son atractivos a la hora de verlos encima de la luz.  Con los números y letras proponemos distintas actividades para conseguir los objetivos planteados al inicio del tratamiento.

Desde ADEM-AB hemos podido comprar este material gracias a la ayuda económica recibida de Obra Social «La Caixa».

Departamento de Logopedia del Centro Integral de Enfermedades Neurológicas de la Asociación de Esclerosis Múltiple.

Share This